lunes, 27 de enero de 2014

Serendipia.






- El sábado comí en el restaurante "Trens" (¡¡muy recomendable con niños!! sacan los entrantes y los postres en un trenecito que llega por su vía hasta tu mesa). En la mesa de enfrente había una pareja con niños. Me quedé con la cara de ella porque me recordó a Marisol cuando era pequeña.


Mala foto, pero bueno, ahí están nuestros postres parados al lado de nuestra mesa.



- Hoy tenía rehabilitación. Normalmente me duermo cuando me tumban con la magnetoterapia pero hoy una fisio cantaba todo el rato una canción de Marisol y reían comentando las películas de dicha actriz.

 -Entro a la sala en la que me ponen los ultrasonidos, comienzan. A los dos minutos se sienta una chica a mi lado, la miro...¡increible!: -"Perdona...tú comiste en Trens el sábado, ¿verdad?. - "Sí".

Era ella, la que se parecía a Marisol.

Si creyera en las señales le buscaría algún sentido a esto, como no creo me río con la serendipia.

2 comentarios:

  1. Creo que la conclusión es que Marisol estaba como un tren.

    ResponderEliminar
  2. Eres el único que lo ha pillado. Gracias Flu.

    ResponderEliminar